En primer lugar, necesitaremos que nos proporciones la siguiente documentación:

  • Una identificación oficial: DNI/NIE/Pasaporte.
  • Escritura de préstamo hipotecario/ampliación o modificación/cancelación de la hipoteca.
  • Poder para pleitos (solo si finalmente se acude a la vía judicial)
  • Factura de la notaría
  • Factura del Registro de la Propiedad
  • Factura de tasación del inmueble hipotecado
  • Factura del pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Factura de la gestoría (si realizaste todas estas gestiones mediante un gestor).

Sugerencia de Legaline: ten en cuenta que es muy importante aportar toda la documentación y facturas posibles, puesto que no solo la devolución de lo que se cobró injustamente será mayor sino que también es necesario aportar todos esos documentos como prueba de que tú fuiste quien tuvo que soportar esos gastos.

¿Encontró su respuesta?