Hay dos opciones:

  1. Si pagaste el impuesto y el inmueble lo vendiste a un precio inferior del que lo adquiriste tienes derecho a que te devuelvan todo lo que pagaste en ese concepto.
  2. Si pagaste el impuesto y el inmueble lo vendiste a un precio superior del que lo adquiriste (con ganancias) podrás recuperar un porcentaje de lo que pagaste. La cantidad dependerá de cada caso.
¿Encontró su respuesta?