No. Puedes reclamar incluso una hipoteca que esté cancelada. Porque nuestra legislación considera que, cuando se trata de cláusulas abusivas a consumidores, no existe ningún plazo de prescripción para efectuar la reclamación. Por tanto, tu derecho a reclamar esas cantidades no caduca.

¿Encontró su respuesta?