Todo retraso no lleva aparejada una indemnización económica, la cual dependerá, en operatividad y cuantía, del tiempo de retraso con el que has llegado al destino respecto de la hora programada y de la distancia a recorrer por el vuelo, influyendo también las actuaciones que haya llevado a cabo la línea aérea en la gestión del incidente.

Así, se dan unos determinados supuestos en los que la aerolínea NO indemnizará pero deberá prestarte asistencia o hacerte ciertos ofrecimientos. Asimismo, se dan otros supuestos en los que, además de la asistencia, tendrás derecho de indemnización:


En caso de que se te hubiese ofrecido por la aerolínea (y ésta pudiese acreditarlo),  la posibilidad de ser conducido hasta tu destino final en un transporte alternativo con una diferencia en la hora de llegada respecto a la prevista para el vuelo inicialmente reservado:

  1. a) de 2 horas o menos, para todos los vuelos de 1500 kilómetros o menos, o
  2. b) de 3 horas o menos, para todos los vuelos intracomunitarios de más de 1500 kilómetros y para todos los demás vuelos de entre 1500 y 3500 kilómetros, o
  3. c) de menos de 4 horas, para todos los vuelos no comprendidos en a) o en b),

Las indemnizaciones se podrán reducir en un 50 %.


Notas Importantes

Si el vuelo retrasado era un vuelo de conexión que fue adquirido bajo un mismo billete de avión, la hora de llegada al destino final (hora de llegada del último de los vuelos) es la que se utiliza para evaluar tiempo del retraso. Sin embargo, si has reservado diferentes vuelos individualmente, no tienes derecho a reclamar una indemnización por los retrasos de los vuelos en las conexiones.

Aunque en el Reglamento 261 no se contemplen las indemnizaciones económicas adicionales a la prestación de asistencia en los casos de retraso, la jurisprudencia europea dictaminó que los pasajeros de un vuelo retrasado tienen derecho a una indemnización si la demora hace que pierdan su vuelo de conexión y como resultado lleguen a su destino final con un retraso de tres horas o más.

El Reglamento 261/04 cubre también pérdida de conexiones, denegación de embarque en los vuelos y cancelaciones que hayas sufrido en los últimos cinco años. Puedes consultar los apartados correspondientes para conocer tus derechos y saber cómo podríamos ayudarte en esos casos.

¿Encontró su respuesta?